Ver más actividades

Taller de escucha activa

La escucha activa no es escuchar de manera pasiva, sino que se refiere a la habilidad de escuchar no sólo lo que la persona está expresando directamente, sino también los sentimientos, ideas o pensamientos que subyacen a lo que se está intentando expresar. En la escucha activa, la empatía, la aceptación y el feedback, son importantes para situarse en el lugar del otro, ya que se debe escuchar sin juzgar y es necesario comunicar a la otra persona que se le ha entendido. La escucha activa facilita una comunicación efectiva.